• Inicio
  • Anibal Troilo y su Orquesta Típica canta Alberto Marino
Alberto Marino, cantor y compositor de nuestro Tango.

“Tal vez será su voz” por Aníbal Troilo y su Orquesta Típica, canta Alberto Marino; 1943.

“Tal vez será su voz” por Aníbal Troilo y su Orquesta Típica, canta Alberto Marino; 1943.

Alberto Marino, cantor y compositor de nuestro Tango.

Alberto Marino

Cantor y compositor (26 abril 1923 – 21 junio 1989)

Su registro de tenor y a la influencia de la escuela italiana de canto que si bien la tuvieron varios vocalistas del tango, en el caso del “Tano” Marino generaba la sensación que le sobraba voz para el desafío que le presentaban las letras.

Pasaba de un potente agudo a un profundo bajo con la facilidad de los elegidos, poseía un vibrato inconfundible pero del cual no abusaba.

Lo cierto es que el gran director Alfredo Gobbi lo bautizó como «La voz de oro del tango».

Debutó como cantor de orquesta en 1939.

El bandoneonista Aníbal Troilo lo escucha cantar y le hace una oferta para ingresar en su agrupación. Acepta el ofrecimiento de Troilo junto a quien se desempeñó desde 1943 hasta 1947.

Para muchos fue la mejor época del cantor, sus versiones de los tangos “Tres amigos”, “Fuimos” y “Tal vez será su voz” son verdaderas joyas, entre muchas otras, de su aporte a la historia del Tango.

Alberto Marino nos dejó el recuerdo imborrable del brillo y la sonoridad de su voz de oro.

Continuar leyendo sobre Alberto Marino en Wikipedia.org

Read this article in English

Hemos seleccionado más música para vos:

bailar, Buenos Aires, clases, milonguero, musica, tango, tango argentino

Roberto Miró, letrista de nuestro Tango.

“Me quedé mirándola” por Anibal Troilo y su Orquesta Típica, canta Alberto Marino; 1945.

“Me quedé mirándola” por Anibal Troilo y su Orquesta Típica, canta Alberto Marino; 1945.

Roberto Miró, letrista de nuestro Tango.

Roberto Miró

Letrista y locutor (25 marzo 1909 – 1958)

Fue un importante locutor de Radio El Mundo, y actuó como presentador de diferentes orquestas de tangos.

Además de ser un lucido profesional en su especialidad, Miró creó un ramillete de tangos de honda lírica que revelan el desbalance afectivo, la arquitectura sentimental, el fuego, sin su consumación. 

Era poseedor de una musicalidad natural, que subyace en los versos, como en los de “Qué solo estoy”.

Miró arrancó con 19 años en la antigua Radio Nacional y fue uno de los puntales del gran plantel de locutores y presentadores que tuvo Radio El Mundo durante largos años. 

Hombre culto, entabló amistad con muchos de los músicos que presentaba en dicha emisora y con algunos de ellos realizó sus tangos. 

Con el guitarrista Vicente Spina creó “Me quedé mirándola”.

Continuar leyendo sobre Roberto Miró en tangosalbardo.blogspot

Read this article in English

Hemos seleccionado más música para vos:

bailar, Buenos Aires, clases, milonguero, musica, tango, tango argentino

"Cotorrita de la suerte", tapa de la partitura musical del tango.

“Cotorrita de la suerte” por Anibal Troilo y su Orquesta Típica, canta Alberto Marino; 1945.

“Cotorrita de la suerte” por Anibal Troilo y su Orquesta Típica, canta Alberto Marino; 1945.

José De Grandis

Letrista, violinista y compositor (27 febrero 1888 – 3 diciembre 1932)

Según refirieron quienes estuvieron cerca de él, eso de ponerle letras a ciertos tangos que le gustaban era una simple travesura intrascendente; algo así como quien realiza caricaturas con un lápiz sobre el mantel durante la sobremesa.

El tango más recordable de De Grandis es “Amurado”, que data de 1926, de cuando los autores de la música, Pedro Maffia y Pedro Laurenz, tocaban el en sexteto de Julio De Caro.

“Cotorrita de la suerte” lo estrenó Carlos Gardel grabándolo, en Barcelona, el 16 de diciembre de 1927.

Los versos de José De Grandis figuran con honor en la galería de la poesía popular urbana.

Continuar leyendo sobre José De Grandis en www.todotango.com

Read this article in English

Hemos seleccionado más música para vos:

bailar, Buenos Aires, clases, milonguero, musica, tango, tango argentino

Anibal Troilo y Cátulo Castillo. Música y poesía de nuestro Tango.

“María” por Anibal Troilo y su Orquesta Típica, canta Alberto Marino; 1945.

“María” por Anibal Troilo y su Orquesta Típica, canta Alberto Marino; 1945.

Anibal Troilo y Cátulo Castillo. Música y poesía de nuestro Tango.

Música: Aníbal Troilo. Letra: Cátulo Castillo.

Acaso te llamaras solamente María..!

No sé si eras el eco de una vieja canción,
pero hace mucho, mucho, fuiste hondamente mía
sobre un paisaje triste, desmayado de amor…

El Otoño te trajo, mojando de agonía,
tu sombrerito pobre y el tapado marrón…
Eras como la calle de la Melancolía,
que llovía…llovía sobre mi corazón..!

María..!
En las sombras de mi pieza
es tu paso el que regresa…

María..!
Y es tu voz, pequeña y triste,
la del día en que dijiste:
“Ya no hay nada entre los dos..”

María..!
La más mía..! La Lejana..!
Si volviera otra mañana
por las calles del adiós..!

Tus ojos eran puertos que guardaban ausentes,
su horizonte de sueños y un silencio de flor…
Pero tus manos buenas, regresaban presentes,
para curar mi fiebre, desteñidas de amor…

Un Otoño te fuiste..! Tu nombre era María,
y nunca supe nada de tu rumbo infeliz…
Si eras como el paisaje de la Melancolía,
que llovía…llovía, sobre la calle gris…

English translation of the lyrics

Hemos seleccionado más música para vos:

bailar, Buenos Aires, clases, historia, historia del tango, investigación, milonguero, musica, musicalidad, tango argentino

Cátulo Castillo, poeta, letrista y compositor de nuestro Tango.

“Café de Los Angelitos” por Anibal Troilo y su Orquesta Típica, canta Alberto Marino; 1944.

“Café de Los Angelitos” por Anibal Troilo y su Orquesta Típica, canta Alberto Marino; 1944.

Cátulo Castillo, poeta, letrista y compositor de nuestro Tango.

Cátulo Castillo

Poeta, letrista, compositor y director (6 agosto 1906 – 19 octubre 1975)

Recorrió con sus letras los temas que siempre obsesionaron al tango: la dolorosa nostalgia por lo perdido, los sufrimientos del amor y la degradación de la vida.

No tuvo en cambio espacio para el humor ni para el trazo despreocupado, y tampoco para el énfasis rítmico de la milonga.

La palabra último figura en varios de sus títulos, como dando testimonio de ese desfile de adioses que atraviesan sus letras, donde hay siempre compasión por quienes padecen y un frecuente recurso al alcohol como fuga.

Continuar leyendo sobre Cátulo Castillo en www.todotango.com

Read this article in English

Hemos seleccionado más música para vos:

bailar, Buenos Aires, clases, historia, historia del tango, investigación, milonguero, musica, musicalidad, tango argentino

A %d blogueros les gusta esto: