Néstor Pellicciaro

1094079_10201537155053921_350724510_oDe mí y como llego al Tango:

En el año 1978 ingreso en el Conservatorio Nacional de Arte Dramático , una vieja casona situada en French y Aráoz (barrio de Palermo) , donde se dictaban materias como Historia del Arte e Historia del Teatro, baile, literatura y música. Dentro del programa de formación del actor se incluía una materia (que con el tiempo y sin saberlo sería la inspiradora de mi deseo y mi necesidad de buscar, explorar y expresar a travéz del movimiento corporal, los estímulos que la música produce) dictada por la prestigiosa profesora Lía Sirouyan (introductora del método Jacques Dalcroze en la Argentina en la década del 30 y desde entonces , principal referente de esa disciplina en el país). Madame Sirouyan difundió con convicción este método, que correspondía al que el músico vienés Emile Jacques Dalcroze, creó como alternativa a las dificultades que presentaba el aprendizaje de sus alumnos del Conservatorio de Música de Ginebra. La disciplina llamada “rítmica músical”, se convirtió mas tarde en una herramienta dramática comparable a la de los coros griegos y que aplicaron figuras legendarias de la escena, como Nijinsky, Bernard Shaw o Marx Reinhardt.

“La rítmica busca que la música fluya a través de todo el cuerpo. Para eso , primero hay que escuchar y luego dejar que cada uno desarrolle ritmos mediante la psicomotricidad” solía sintetizar Sirouyan, quien abrió en mí , la puerta hacia la búsqueda de la conciencia corporal, camino que luego fui recorriendo a lo largo de mi vida , en cada ocasión que tuve la oportunidad de tomar clases con otros maestros o trabajar con mi cuerpo, como actor.

“ El Arte tiene tres componentes que son:

Reflexión, emoción y fantasía

Pensar….,sentir,…y volar…. (Mme .Sirouyan)

Luego del Conservatorio, seguí tomando clases en el Centro de expresiones artísticas C.E.A dirigido por Néstor Romero, con quien paralelamente a la actuación trabajábamos ejercicios de psicocalistenia. Trabajos de expresión corporal con Alberto Palomino. Taller de Comedia músical con Ricky Pashkus.

Trabaje como actor en roles protagónicos en diferentes obras de teatro y comedias músicales como: *1979:Los Invisibles (Gregorio de Laferrere) – Sala Conserv. Nacional *1982:El Sr. Galíndez (Eduardo Pavlovsky) – C.E.A. *1982: Víctor en el País… (Mirko Buchin) – C.E.A. *1983:Mirandolina (Carlos Goldoni) – IFT *1983:Monserrat (Emanuel Robles) – La Manzana de las Luces *1984:El Ladrón de Sonrisas (Jorge Hayes) – Teatrón –Premio Argentores 1984) *1985:Hansel y Hanz, en el País de las Pesadillas (Norberto Chozas) – El Vitral *1986:Junto al Manzano (Carlos Groba) – La Gran Aldea *1994/95: Reir También Adelgaza (Horacio Arevalo) – Concert San Telmo *1996:Quien, Yo? (Dalmiro Saenz) – Festival de la Muestra. Fundación Banco Patricios *1997:Quien, Yo? (Dalmiro Saenz) – Teatro Off Corrientes *1998:La Vuelta Manzana (Hugo Midón) – Auditórium San Isidro *1999: Escuela de Tango (Darío Lombardo) – Teatro Lola Membrives *2000:Mein Kampf (E. Tabori) – Teatro San Martín *2003:El Rey, las Damas y el Peón (Alejandro Polledo) – El Vitral *2005:“Desde el Jardin” (Jerzy Kosinsky) –El Bardo

Por cuestiones de desarrollo y subsistencia, ejercí actividades como las de actor publicitario, escenógrafo, realizador y productor de espectáculos artísticos diversos.

Pero, fue allá por el año 1989, durante los ensayos de una obra de teatro basada en la vida del músico Eduardo Arolás (obra que jamás llegamos a estrenar) que tuve mi primer contacto con “coreografías de tango”, que como actor debía bailar. A partir de ese momento, mi interés por esta danza , su encanto, su misterio, la pasión que despierta , fué creciendo paulatinamente. Fui transitando casi todos los “estados emocionales” que la experiencia de bailar Tango , provoca en quienes lo experimentamos y vivimos : deseo ,ansiedad, eufória , frustación , angustias, pasión, placer, confusión…. Amor.

Tomé lecciones con algunos grandes maestros, participando de sus clases o compartiendo trabajos en el escenario. Organice la Milonga “Los Mareados”. Gesté el “Proyecto tango” en mi Estudio (destinado a analizar y solucionar la problemática de las parejas de bailarines profesionales de tango) junto con la Lic. Silvina Singer….. Pero ,creo que lo que más enriquece mi experiencia con el Tango, es el compartir a diario en el Estudio, la vida cotidiana de los maestros y alumnos que vienen con sus deseos de dar, recibir ,transmitir y desarrollar la pasión de un Arte tan dinámico y movilizador, como es el de bailar Tango! Porque creo que a pesar de haber “Grandes Maestros”, los verdaderos protagonistas son los “alumnos”, los que tienen ganas y necesidad de aprender, en todos los sentidos de la expresión!

Tomo las palabras que un gran maestro y director de teatro ( Agustín Alezzo ) emplea para explicar el abc del método de Stanislavsky y lo adapto a la práctica de bailar tango:

“Hay varias cosas a tomar en cuenta. Lo primero es la relajación, el trabajo con la relajación de la mente, del físico. No estar tenso, estar a disposición. Hay que crear las condiciones para que esa relajación se produzca. Un bailarín tenso nunca puede bailar bien. Digamos que ése es el primer paso. El segundo, la concentración. Y el tercero, la organicidad. O sea, trabajar con los cinco sentidos despiertos en la pista . No hacer “como que”…. No hacer “como que uno oye”, no hacer “como que uno ve”, no hacer “como que uno toca”…si no, “abrazarse al otro verdaderamente”, escuchar lo que el cuerpo del otro dice, pensar en el momento dentro de la situación, reaccionar, respetar las propias reacciones, no simularlas. Estar vivo al momento de bailar . Ése es el abecé, lo primordial, para cualquier estilo, para cualquier melodía “

En el año 2011, en conversaciones mantenidas con mi amigo Marcelo Solís, acordamos en el mutuo deseo de crear un espacio para desarrollar, difundir y promover el Arte de bailar Tango, una de las expresiones ( a nuestro parecer) más bellas, integrales , motivadoras e inspiradoras de las relaciones humanas. “Uno es en el tango como lo es o desea ser en la vida”. Es así que el 19 de Marzo de 2012 inauguramos la “ Escuela de Tango de Buenos Aires”, institución con sede en la ciudad que vió nacer, crecer y desarrollar el Tango y simultáneamente la sede en San Francisco (E.E.U.U), proyectando abrir otras sedes en diversas ciudades del mundo. Contamos para ello , con la participación , el apoyo y la buena voluntad de “grandes maestros”, con trayectorias que lo avalan , así como jóvenes entusiastas (algunos campeones en su especialidad. )

GRACIAS a todos ellos , a Marcelo , a Barbara , a nuestros colaboradores y a todos los que con su afecto nos alientan en este proyecto.

Nestor Pellicciaro