Nacido en Rosario, Argentina, Marcelo Solís comenzó a tomar clases de Tango con Victoria Colosio, y desde entonces el Tango es parte intrínseca de su vida. Animado por la experiencia con la maestra Colosio, poco más tarde Marcelo comenzó a viajar a Buenos Aires para tomar clases con Juan Carlos Copes, Juan Bruno, Pocho Pizarro, Rodolfo y María Cieri, Pupi Castello y Graciela González, Pepito Avellaneda, Miguel Angel and Osvaldo Zotto, Milena Plebs y Mora Godoy; y en Rosario continuó estudiando con Bety Mendoza, Orlando Paiva, Antón, Vila y Jorge Colosio. Su preparación y pasión por el Tango lo llevo a competir y participar en diferentes festivales de danza y de tango, tanto en la ciudad de Rosario como en otras ciudades del interior: Villa Constitución, Santa Fe, Paraná, Godoy Cruz (Mendoza).

Marcelo fué finalista de Tango en el Festival Nacional de Folklore de Cosquín de 1993. En el Festival de Danza de Rosario de 1995, el jurado que contaba con la participación de Jorge Firpo y Aurora Lúbiz, le otorgo el primer premio en Tango.

En 1994 Marcelo comenzó a dar clases de Tango, en instituciones como la Secretaría de Cultura de la Ciudad de Rosario y la Escuela Nacional de Teatro de Rosario, y en 1995, auspiciado por la Secretaría de Cultura de la Ciudad de Rosario, Marcelo comenzó a dirigir sus propios espectáculos de Tango en Rosario. Desde 1993 Marcelo es miembro de la Academia Nacional del Tango, y ha es escrito y publicado artículos sobre el Tango en distintas publicaciones especializadas en danza y teatro, así como en el periódico Página 12.

En 1996 Marcelo hace su primera gira Europea como profesor y bailarín de Tango, donde enseñó e hizo exhibiciones en Barcelona, Toulouse, Londres, Copenhague, Berlín y Leipzig. Después de esta experiencia Marcelo expande sus fronteras; y desde 1998 comienza a viajar regularmente como profesor y bailarín de Tango a los Estados Unidos de América y Europa, participando en el Festival de Tango de Toulouse, Francia, en 1998, 1999 y 2000, haciendo exhibiciones y como maestro en la Cumbre Internacional del Tango del ano 2000 que se llevó a cabo en su ciudad natal, Rosario.

Actualmente, Marcelo realiza la mayor parte de las actividades artísticas en California, EU, y en Buenos Aires, Argentina. A finales del 2011 Marcelo y Néstor Pellicciaro unieron su pasión por el Tango y formaron la Escuela de Tango de Buenos Aires (ETBA), una institución avocada a preservar y difundir el Tango.

Entre otros reconocimientos, Marcelo fue jurado en el Primer y Segundo Campeonato Oficial de Tango de Estados Unidos, que se realizó en San Francisco en abril del 2011 y 2012.

Marcelo entiende que el Tango vive en nuestros cuerpos y que es tan importante bailarlo y compartirlo para seguir renovando y mejorando la expresión personal que se transmite con la danza. Así, Marcelo continúa estudiando la historia y la música del Tango, y tomando clases con afamados maestros y milongueros como Alicia Pons, Ana María Shapira, Blas Catrenau, Carlos y Rosa Pérez, Enriqueta Kleinman, Mónica Paz, Muma, Néstor La Vitola, Rubén Harymbat, Alberto Dassieu y Paulina Spinoso y Osvaldo y Coca Cartery entre otros.

Como instructor, Marcelo hace énfasis en la musicalidad y la conexión de la pareja de baile entre sí y la música. Además hace hincapié en que el tango es un baile social enmarcado por un conjunto específico de valores que se expresan a través de los códigos de la milonga, y alienta la capacidad de sus estudiantes a improvisar sobre la pista de baile. Después de la capacitación que recibe en sus clases, el bailar se convierte en un juego fácil y divertido.

Con estos elementos Marcelo crea una atmósfera única a través del cual los estudiantes pueden experimentar lo que es una milonga en Buenos Aires.
http://escuelatangoba.com/marcelosolis/
marcelotango@gmail.com
00+1+415-412-1866
54+ 9-154-435-3093